Porsche siempre ha sido una marca estrechamente ligada al mundo del arte. Un binomio que ayer por la noche volvió a alinearse para deleitar a los invitados con la primera

Compartir